Monumentos

plaza-mayor-valladolid.jpg

Plaza Mayor

El espacio que hoy ocupa la Plaza Mayor surgió en la Baja Edad Media como plaza del mercado, zona de mercaderes, oficios y festejos. después del incendio que arrasó el centro de la ciudad en 1561, comenzó la reconstrucción, impulsada
por Felipe II y con las trazas de Francisco de salamanca.  Éste la convirtió en la primera Plaza Mayor regular de   España, cerrada y con soportales (modelo tomado por otras como la de Madrid). El rojo almagre del pavimento y edificios simulan el ladrillo visto, para emular el aspecto que ofrecía en la época de su construcción.
Este color marca, además, las tres alturas originales de las viviendas. Estos guiños al renacimiento contrastan con la Casa Consistorial, finalizada en 1908. El arquitecto, Enrique repullés, combina los homenajes a los consistorios del  medievo — el ladrillo visto y el torreón central — con una novedosa decoración ecléctica, que lo convierte en el mejor ejemplo en España de la influencia de la parisina École des Beaux-Arts. Hoy en día es lugar de encuentro de incontables eventos: el Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle, la Feria del Libro de Valladolid, la programación de Navidad, la semana santa, las fiestas patronales…

San Pablo.JPG

Iglesia de San Pablo

El antiguo convento de san Pablo, construido en el último cuarto del siglo XIII, fue elegido para enterramientos y bautizos reales. La iglesia de San Pablo, levantada en 1463 sobre dicho recinto monacal en estilo gótico tardío con trazas
de simón de Colonia. La magnífica fachada es un auténtico retablo en piedra. originalmente solo contaba con el cuerpo inferior y el frontón, elevado hasta su ubicación actual en el siglo XVII a instancia del duque de Lerma, quien se procuró varios homenajes incluyendo su escudo en el cuerpo nuevo.
La ornamentación está dedicada, en buena parte, a la exaltación de la orden dominica. Incluye, asimismo, numerosos angelillos, animales, motivos vegetales y la flor de lis, emblema del fundador y confesor de Isabel la Católica, Fray Alonso de Burgos. La propaganda política se materializa en el emblema de los reyes Católicos, sujeto por leones y ya con la granada, que lo data en una fecha posterior a la conquista del reino nazarí. En esta iglesia fueron bautizados los monarcas Felipe II, Felipe IV y Ana Mauricia de Austria (la reina de Los Tres Mosqueteros), y recibieron sepultura el infante Alonso, el rey Juan II y la reina María de Portugal

Santa María la Antigua.webp

Santa María de La Antigua

La iglesia de Santa María de La Antigua es una de las joyas del románico castellano-leonés del siglo XIII gracias a su esbelta torre (y su pórtico norte) con más de 55 metros de altura. El resto del templo es de estilo gótico, ya del siglo XIV, e incluso fue bastante reformado en la primera mitad del siglo XX. La galería porticada, que se halla en el costado norte del edificio, presenta catorce arcos moldurados de medio punto, apoyados sobre columnas de triple fuste y separados por contrafuertes de influencia cisterciense.

La iglesia presenta tres naves de dos tramos con tres ábsides poligonales, que muestran ventanas geminadas ojivales, separadas verticalmente por potentes contrafuertes coronados por pináculos.

Catedral-Valladolid-1.jpg

Catedral de Nuestra Señora de la Asunción

La Catedral (inacabada) de Nuestra señora de la Asunción se comienza a construir sobre los restos de las antiguas Colegiatas medievales de la ciudad. El rey Felipe II encarga a su arquitecto Juan de Herrera el proyecto religioso más  grande de la cristiandad. de estilo renacentista (del siglo XVI) sólo se llegó a construir una tercera parte de lo proyectado. Los rasgos son clasicistas, inspirados en las construcciones de la Antigua roma, cuya única decoración es la puramente arquitectónica: cornisas, capiteles, pilastras o barandas. Herrera había proyectado cuatro torres exteriores, dos en las esquinas de la fachada de los pies y dos más bajas en las esquinas de la cabecera. Estas dos últimas nunca llegaron a construirse y de las otras dos originalmente solo se levantó
la del oeste, que fue reformada en el siglo XX. En su alzado, según los planos, las torres constan de tres cuerpos que se rematan en media naranja y linterna. El tercer cuerpo había de servir como campanario. La segunda torre de la fachada
principal se levantó a comienzos del siglo XVIII, pero se  derrumbó tras el terremoto de Lisboa de 1755.

Valladolid_calle_Plateria.jpg

Calle de la Platería

La calle de la Platería es un perfecto prototipo de la perspectiva renacentista de finales del siglo XVI y un valioso testimonio urbanístico de la época. Por esta calle discurría el ramal norte del río Esgueva, por lo que padeció frecuentes inundaciones. durante muchos años fue la principal calle gremial de la ciudad. En 1561 se produjo un incendio que destruyó una décima parte de la ciudad y especialmente su zona comercial: la Plaza del Mercado y las calles gremiales que rodeaban a dicha plaza, incluida la calle de la Platería.
Francisco de salamanca, arquitecto de Felipe II, planteó un proyecto de reconstrucción de la zona que es considerado el punto de partida de la urbanística moderna. Este proyecto preveía un modelo de reconstrucción a lo romano, con la
construcción de plazas regulares mediante soportales (la Plaza Mayor), fachadas unitarias con balcones y alineamiento de calles. Estas nuevas construcciones debían
respetar las proporciones clásicas, usando los materiales característicos de los edificios de los Austrias: ladrillo visto en las fachadas revestido en rojo almagre y gris para las columnas, zapatas y dinteles procedentes de Cardeñosa (Ávila), junto con la forja de hierro en los balcones y carpinterías pintadas en verde.

Copia-de-Valladolid_San_Benito.jpg

Monasterio e Iglesia de San Benito

El monasterio e iglesia de San Benito fue el más importante de la orden benedictina. El impresionante pórtico-fachada del siglo XVI, obra de rodrigo Gil de Hontañón, contaba con dos cuerpos más que tuvieron que ser desmontados en el siglo XIX. No obstante, las dimensiones de su fachada siguen impactando. Los enormes arcos están flanqueados con gigantescos pilares octogonales, que nos dan la bienvenida a un interior diáfano, amplio y que arroja sensación de verticalidad. Una curiosidad: el escudo que se sitúa justo encima del portón es el único tallado en piedra que se onserva en España con las armas de José Bonaparte,
que reinó como José I.

museo_escultura.jpg

Museo Nacional de Escultura

El Museo Nacional de Escultura está ubicado en el Colegio de san Gregorio, que fue fundado en la última década del siglo XV por el obispo vinculado a los reyes Católicos, Alonso de Burgos. Fue el escenario donde se desarrolló la conocida
“Controversia de Valladolid”. Museo único en su género en Europa, contiene una coleccion de tres mil esculturas en madera policromada de los siglos XIV al XVIII de los maestros Gregorio Fernández, Juan de Juni, Alonso Berruguete, Felipe Bigarny, Pompeo Leoni, Alejo de Vahía o Pedro de Mena.
A la altura de sus magníficos fondos está su sede principal, el Colegio de san Gregorio, con una de las portadas más enigmáticas de la ciudad y el maravilloso patio de estilo gótico hispanoflamenco (llamado también “estilo isabelino”). El resto de las dependencias se reparten entre el Palacio del Conde de Gondomar, conocido entre los vallisoletanos como 'la Casa del sol', y el Palacio de Villena, donde se expone un Belén napolitano con más de seiscientas figuras.

Veracruz.jpg

Iglesia de la Veracruz

Al fondo de la calle está situada la iglesia de la Vera Cruz. En 1508, el Ayuntamiento vendió a la Cofradía Penitencial de la santa Vera Cruz el suelo donde habría de ser edificada su sede.
Pedro Mazuecos, su primer arquitecto, trazó un templo de una sola nave, con cúpula. En 1595, diego de Praves realizó la fachada con la presencia del balcón propio de las iglesias de las cofradías penitenciales de la época. El templo se amplió en 1665, manteniendo su fachada. Con esta mejora, se edificaron capillas para los pasos más grandes y se estableció el retablo mayor. En su interior, la iglesia acoge varios pasos que participan en las procesiones de la semana santa de Valladolid, obra de escultores barrocos como Gregorio Fernández o Andrés de solanes

Palacio_de_Pimentel_(Valladolid)._Patio.

Patio Palacio Pimentel

El Patio Palacio Pimentel es famoso por ser lugar de nacimiento de Felipe II. destaca la ventana plateresca en esquina desde donde se asomó el embajador inglés para contemplar los festejos celebrados en su honor con motivo de la visita de la embajada inglesa para firmar el tratado de paz con Felipe III en el siglo XVII. Carlos I habitó el Palacio durante sus estancias en Valladolid y Felipe II, aún príncipe, vivió allí también. En 1601 el rey Felipe III trasladó de nuevo la corte a Valladolid habitándolo. Actualmente sede de la Capitanía millitar, se puede visitar el patio renacentista, el salón del trono y la capilla.